COMO NUDOS

índice

 

 

Como los nudos en una cuerda,

Como las olas del mar,

Uno deviene indiferenciable

De la Fuente Original.

 

La parte retorna al todo

Y el todo se evidencia en su singularidad.

La parte y el todo se compenetran

Libremente y sin restricciones a su espontaneidad.

 

El nudo de la cuerda no hace falta desatar

Para que el nudo resulte cuerda,

Pues esa -la cuerda- es su naturaleza fundamental.

Más allá de las atribuciones que se le puedan imputar,

El nudo es la cuerda tal cual,

Sin perder por ello su singularidad como nudo,

Y como tal se manifiesta ciñéndose a su funcionalidad.

 

De igual forma nosotros:

Pedacitos de autoconciencia

Que conforman la conciencia base original

De la que tomamos prestada la existencia

Como apariencia-vacuidad.

 

Esta autoconciencia no se ha de desechar

Para realizar la ausencia de autoconciencia,

Al igual que los nudos no hace falta desatar

Para que estos participen de la naturaleza de cuerda,

Su realidad trascendente más allá de lo singular

 

Así que uno deviene libre en la misma atadura.

En la misma aprensión que compulsivamente hacemos de la realidad

Para vernos a nosotros mismo como siendo algo diferenciado de lo demás,

En ese mismo aferro, está la libertad.

 

Ahora me distiendo en mi atadura

Y veo pasar a los mundos

A través de mi pequeño yo personal.

 

(‘Uzman Javier García)