Las puertas de Allah

índice

 

 

 

Los límites son Sus puertas,
Las puertas de Allah.
El Islam me los presenta,
El Imán me empuja a sus umbrales
Y con la llave de Ihsán las franqueo
Una vez vencido el miedo a cruzar.

El Islam me informa de mi pobreza,
El Imán me abre el pecho
Para que sea abarcador de los opuestos en Su Esencia,
Y en el Ihsan, cuando Allah quiera,
Sellada quedará la cercanía
Con la calidez y la firmeza de Su Abrazo.
Y entonces: ¡ Alhamdulillah !
¿ Acaso no es asombroso, hermano ?:
El amante y el Amado
En los confines del Amor
Finalmente desvelado,
Como así ha sido siempre
Pues El nunca se aleja en la distancia
Por mucho que el que Lo busque yerre
Y en su confusión se sienta abandonado
A causa de los velos de la perdida y la ganancia
Que le velan de su Amado.

En el Amor somos Uno,
Pues no ha lugar para el “tú” y el “yo”.
Aquí, en sus alcobas,
Los mundos y sus momentos
Sucumben a la dulce muerte
De los amantes apasionados,
Que de puro amor mueren
En los gozosos deleites
De sus anhelos desbordados.

En las alcobas del Amor
El amante y el Amado
Despreocupados retozan
Celebrando el reencuentro,
Antes lejano recuerdo
Y ahora el deleite ver
Todo lo que les separa disolverse
En su seno mismo que es El.

El es el que propicia encuentro
Liberando las ataduras del corazón
Para que vuele y se expanda
Hasta los confines mismo de lo creado
¿Acaso Sus Nombres no son
El Que Expande, El Que Abre,
El Que Ensalza, El Más Exaltado?

Su nombre es cualquiera
Si al espacio es asimilado:

Su nombre es “El Más Grande”
Porque lo grande deviene insignificante
Ante el abismo de lo inmenso y lo desmesurado.

Su nombre es “El Más Paciente”
Porque la paciencia es impaciencia
Para el que nunca se cansa
Ni su centro pierde ante las circunstancias de lo mundano

Su nombre es “El Más Bello”
Porque la belleza no es comparable
Al que regala Su Belleza a toda cosa,
Ya sea fea o engalanada.

Su nombre cualquiera
En el espacio asimilado
Porque cualquiera muere ante El
Que es el Eterno al que todo retorna
Y del que todo procede engendrado.

Cada nombre es Su Nombre
Por su misma esencia que es El,
El Presente en cada cosa
Y el que Se Oculta en ella
Matándola a todo lo que no sea Hwa, El:
El Que Existe Por Sí Mismo,
La Fuente Autosubsistente de Todo Ser.

¡Oh Allah, carente de límites en Tu Esencia los impone Majestuosos para
sacudirnos del olvido y hacernos llegar! Haz de nuestra distancia anhelo por
encontrarte, ayúdanos con nuestro nafs. Y al Profeta que enviaste para
refrescarnos el recuerdo a nosotros que somos tu gente, a tu Profeta
iletrado Sayyidina Muhammad, que en Tu Luz permanezca bañado por siempre, y
lo mismo te pido para su Familia y sus Compañeros. Que desde esa morada
eterna, en la Presencia, nos sigan asistiendo con Ciencia cierta y la guía
de los maestros que aprendieron y comprobaron las verdades ocultas que son
Tu Esencia.
¡Oh Tú, anhelo de los enamorados, condúcenos por un camino recto hasta
llegar!



'Uzman