Arriba el cielo, abajo la tierra

índice

 

Arriba el cielo, abajo la tierra

Y abriendo el horizonte

Un par de piernas sobre una estera.

 

Resuena una carcajada,

¡No nacido, no muerto!

¿A dónde va el fuego cuando se apaga?

 

¿Es que no tiene fondo este océano?

Desde que me arrojaron a sus aguas

No he dejado de caer.

 

Orbitan las luces alrededor de mi lámpara,

Cuando se apague me iré con ellas

A visitar otras almas.

 

Mi rostro resplandeciente alumbrará mañana.

Hoy en el espejo de mis lágrimas veo sus luces,

El tiempo amaina.

 

Ayer fue mañana, mañana será ayer,

Hoy no permanece,

¿Y todavía pretendo yo ser?

 

Todo el tiempo me he buscado y no lo sabía,

Ahora que me he encontrado desaparezco.

¡Ironía!

 

¿Qué será de este montón de recuerdos

Cuando el Amigo inhale mi último aliento

Para insuflarme nueva vida?

 

¿Alguna vez fui acaso un hombre, alguna vez te vi?

Mi corazón se ha ido volando

Y ha dejado aquí lo que fui.

 

A bordo de la nave de mi amor

Sin darme cuenta perdí de vista las orillas

Y ahora soy todo vela.

 

Donde quiera que sople el Amigo

Hacia allí vuela mi corazón

Pues Suya es la morada suprema.

 

La poesía está terminada, aunque yo no sea poeta,

Sino uno que busca vida

Detrás de las cosas muertas.

 

(Javier García Serrano Uzman)