El libro del guerrero

(V)

 

Por Abdullah Shamil Abu Idris

(Shamil Basayev)

 

anterior

 

BISMILLAH, ALABANZAS A ALLAH SEÑOR DE LOS MUNDOS, QUIEN NOS CREÓ MUSULMANES Y LAS PAZ Y LAS BENDICIONES SEAN CON EL PROFETA MUHAMMAD, SU FAMILIA, SUS COMPAÑEROS Y TODOS AQUELLOS QUE SIGUEN SU RECTA SENDA HASTA EL DÍA DEL JUICIO

 

         

GENEROSIDAD

 

        El Profeta (s.a.s.) dijo, “No es la abundancia de bienes materiales lo que trae la riqueza, sino que la verdadera riqueza es la riqueza del alma.” (Bujari y Muslim)

       

        Un Guerrero da lo mejor de sí, y esto es lo que también demanda de los demás. En relación con esto trata de demostrar, de todo corazón y de forma generosa, al mundo de lo que es capaz de hacer cada hombre. “La gente es desagradecida”, puede objetar alguno de sus compañeros, pero un Guerrero jamás se deja confundir por tales aseveraciones, sino que anima y sacude a sus compañeros Guerreros a pasar a la acción, pues de esta manera también se estimula a sí mismo.

       

        El Profeta (s.a.s.) dijo, “Aquellos que no participan militarmente en las batallas o no ayudan a aquellos que participan o se preocupan por sus familias, Allah les golpeará con el desastre antes incluso de que llegue el Día de la Resurrección”. (Abu-Daud)

       

        Un Guerrero comparte con otros lo que sabe acerca del Sendero Recto.

        Aquel que ayuda a otros cuenta con ser ayudado. Aquel que fue enseñado, debe ser enseñar a los demás, y así, mientras permanece sentado a la luz de la hoguera en el campamento, un Guerrero cuenta a los demás sus hazañas del día.

       

        “¿Por qué divulgas tus secretos estratégicos?”, le susurran, “¿No entiendes que te estás poniendo en peligro?, tienes que compartir tus victorias con otros!”. El Guerrero sonríe por respuesta.

       

        El Guerrero sabe que si el Paraíso, que alcanzará al final del camino, estuviese vacío o deshabitado, significaría que la lucha que lleva a cabo carecería de sentido completamente.

 

 

CAMARADERÍA

 

    El Más Elevado dice: “Todos los musulmanes son hermanos”

    El profeta (s.a.s.) dijo: “Aquel que defiende el honor de su hermano, Allah defenderá su rostro del Fuego el Día de la Resurrección.”

   

        Un Guerrero sabe que los mejores tutores son sus hermanos, con los que comparte el campo de batalla. Cuando un Guerrero necesita ayuda, en primer lugar trata de entender la forma en que actuará su amigo en situaciones difíciles: si harán algo o no. Mientras busca la inspiración, lee los labios de la persona próxima a él y escucha las palabras que su ángel de la guarda le susurra.

   

        Cuando se encuentra solo o cansado, no comparte sus pensamientos con hombres o mujeres que están lejos, sino que busca a aquellos que están más próximos a él con los cuales comparte deseos buscando su comprensión, sintiendo el placer de hablar con ellos.

   

        A veces, mientras están sentados en el campamento, los Guerreros, se lanzan entre sí acusaciones, pero cuando llega la noche todos comparten la misma tienda y dejan atrás las ofensas pasadas.

   

        De vez en cuando un novicio se les une, y puesto que no tiene historia en común, éste último solo demuestra sus regalos y facultades, gracias a las cuales alguien le mira como si fuera un maestro.

   

        No obstante un Guerrero nunca compara un recién llegado con sus compañeros de armas. “Bienvenido” le dice, pero solo empezará a confiar en él tras conocer no solo su fuerza sino también su debilidad.

   

        Durante el transcurso de una batalla, un Guerrero trata de comprender el límite de las capacidades de sus compañeros de arma. Su destino era estar cerca de sus compañeros guerreros, pero a veces tiene que practicar su maestría a solas convirtiéndose en una estrella, iluminando la parte del universo que le ha sido asignada, de forma que aquellos que alzan su mirada al cielo pueden ver otras galaxias y otros mundos.

   

        Su persistencia y perseverancia pronto serán recompensadas. Otros guerreros se le acercan uno tras otro hasta que todos juntos forman constelaciones y galaxias enteras.

        El Guerrero sabe: que la estrella más lejana en el universo revela su presencia en todo lo que le rodea.

 

 

continuación